Nueva ley de copropiedad inmobiliaria: respaldan idea de legislar


Hasta el lunes 10 de septiembre se extiende el plazo para recibir indicaciones al mensaje que tiene por objetivo una regulación más moderna, actualizando y simplificando la normativa y la adopción de acuerdos de los copropietarios.







Con el fin de “ordenar la ciudad”, tal como se manifestó durante la discusión, la Sala aprobó por mayoría (33 votos a favor y 1 abstención) la idea de legislar sobre la nueva ley de copropiedad inmobiliaria que tiene por objeto establecer una regulación más moderna en el ámbito de la copropiedad habitacional, en la que se consideran los aportes de diversas instancias de estudios y los puntos expuestos en numerosas mociones parlamentarias existentes sobre la materia, en los que se formulan revisiones a los procesos urbanos, habitacionales y comunitarios.

Los senadores manifestaron que el mensaje es necesario y urgente, teniendo en cuenta que más del 20% de la población vive en comunidad vertical u horizontal, además de considerar que la ley vigente tiene más de 20 años y el mensaje considera 33 proyectos de diversos parlamentarios, además de los seminarios talleres realizados al respecto.

Asimismo, adelantaron que presentarán una serie de indicaciones para perfeccionar el texto legal, lo que podrá realizarse, hasta el lunes 10 de septiembre.


ACTUALIZAR Y SIMPLIFICAR

En definitiva, la norma deroga la ley N° 19.537 sobre Copropiedad Inmobiliaria y, en su lugar, se propone una nueva, que mantiene vigente la mayor parte de las normas de la actual, pero reestructurando y ordenando sus disposiciones, a fin de facilitar su comprensión y debida interpretación.

Actualiza y simplifica la normativa asociada a la administración interna de los condominios y la adopción de acuerdos por parte de los copropietarios, promoviendo mejores condiciones de mantención y uso de los bienes comunes, así como la adecuada relación y convivencia entre copropietarios y residentes.

Clarifica las herramientas disponibles para asegurar el apropiado ejercicio de los derechos y deberes de los copropietarios, arrendatarios y ocupantes de un condominio.

Introduce normas dirigidas a regular aspectos urbanos y constructivos, a fin de asegurar la continuidad e integración de la trama urbana y mejorar las condiciones de accesibilidad, promoviendo un crecimiento urbano armónico, un funcionamiento más eficiente de las urbes, en términos de servicios, conectividad, transporte y espacios públicos.


DISCUTIR LA CIUDAD

El senador Carlos Montes recordó que existió la intención de hacer una experiencia piloto, en donde antes de votar el proyecto se pudiera conocer en detalle por la Sala, “pero por agenda no fue así”. 





“ Acá se discute la ciudad, porque cada vez más gente va a vivir en edificios, en copropiedades y estos deferirán las características de la ciudad. (…) El proyecto aborda decisiones que afectan a la propiedad que requieren más quórum, la administración, el rol municipal, normas de diseño, viviendas sociales, entre otros”, detalló el legislador y señaló que durante la tramitación se hizo presente la necesidad de una superintendencia capaz de regular, además de un registro de administradores.

Luego, la senadora Carmen Gloria Aravena informó los detalles del mensaje y destacó “el detenido análisis, en extensas sesiones con representantes del Ministerio y numerosos organismos”, realizado por la Comisión de Vivienda y Urbanismo; asimismo evocó el seminario taller realizado, “con amplia participación que aportaron sus visiones y abogaron por enmendar la ley vigente. Planteamientos que se han recogido en este proyecto”, manifestó

Para el senador David Sandoval “en los últimos años ha adquirido mayor relevancia esta organización de ciudad, por lo que surge la necesidad de establecer regulaciones para este desarrollo inmobiliario (…) Hay proyectos de construcción, que -ante la ausencia de un marco regulatorio- tiene deterioro de red eléctrica, agua potable, hasta riesgo en materia de vida; en muchos casos también hay problemas para el acceso de los propios residente”.

En tanto, el senador José Durana dejó constancia que le preocupa el artículo 9, que sería difícil de cambiar, “esto debe ser modificado en particular, para no crear algo inmodificable. Hay que establecer que el reglamento determine y tenga el carácter de provisorio, a lo menos antes de que los dos tercios de la copropiedad esté vendida, para que se pueda realizar un registro definitivo”.

“El 23,7% de nuestro país esta acogido a la copropiedad”, resaltó el senador Alejandro Guiller, quien añadió que “la copropiedad genera ciertas formas de habitar y gobernar las ciudades que han quedado en segundo plano por la desinformación o por las malas prácticas de vivir en copropiedad, el individualismo (…) Y este proyecto promueve la participación, incluso de los arrendatarios”.

El senador Juan Pablo Letelier indicó que se “suma a la importancia de flexibilizar”, pero señaló que “esto es más fácil cuando hay propietarios, pero cuando la abrumadora mayoría son arrendatarios, se hace más complejo (…) En algunos lugares el lograrlo es complejo, por distintos fenómenos; los propietarios no están y los arrendatario están “medio” dispuestos a ayudar (…)”.

Por último el Ministro de Vivienda, Cristián Monckeberg recordó que el mensaje viene de la administración pasada y, además, se recogieron las opiniones de las 33 mociones presentadas. “Esto tendrá un impacto ciudadano, con un trabajo que llevó a un buen texto que refleja la necesidad de cambio”.


http://www.senado.cl
Share on Google Plus

About jv

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment